Etiopía /

La tribu menit o me'en vive entre las fértiles montañas de Shasha y el Valle del río Omo, en el sur de Etiopía. Son unos 150.000 y su economía está basada en la agricultura principalmente. Dentro de este pueblo, el grupo 'kola' vive más aislado en la zona más seca del valle y se dedican a la cría de ganado. Los 'kolas' dedican parte de su tiempo libre a decorar sus cuerpos y rostros con arcilla y ceniza para obtener 4 colores: amarillo, rojo, azul/gris y verde... La belleza de estas pinturas y la fisonomía de los hombres menits kolas nos recuerdan a las imágenes de los nubas de Sudán fotografiados en 1974 por Leni Riesfenstahl. Es por esta razón que en Last Places los hemos bautizado como 'los nubas de Etiopía'.

Mujer adulta menit con los pendientes tradicionales de aluminio y collares de cuentas.

Junto a la pintura corporal, los menits perforan los lóbulos de sus orejas e insertan pendientes circulares de aluminio. Las mujeres decoran sus antebrazos y tobillos con pulseras de bronce y aluminio. La escarificación todavía está viva entre los jóvenes menits. Decoran piernas y brazos con figuras abstractas y a veces imitan a animales que suelen cazar, como antílopes o conejos. Los peinados tradicionales para mostrar la maternidad, duelo o estado civil siguen vivos entre los menits animistas (los más tradicionalistas). La costumbre de cubrir el cuerpo con una capa negra y pieles se preserva durante los funerales. El arte menit se manifiesta en sus cuerpos y también en la alfarería (hoy en día en decadencia) y en la belleza de sus casas. Los menits decoran 'la columna vertebral' (poste de madera) de sus viviendas con bellos motivos geométricos.

Joven menit ‘kola’ con pintura corporal y una cinta textil en la cabeza. Los menits, como tantos pueblos tribales incorporan elementos exteriores en mercados semanales. Hace unos años que muchos varones menits usan estas cintas para embellecer su rostro.

El equipo de antropólogos de Last Places ha estado visitando y conviviendo con esta tribu desde 2016 y ha visto como la cultura tradicional iba mutando debido a la influencia de la iglesia protestante que tiene su sede en el pueblo de Shasha. Muchas mujeres que antaño perforaban los lóbulos de las orejas se han quitado los bellos pendientes de aluminio. Las pinturas corporales también están en retroceso entre los menits de montaña y sólo hemos visto que se mantiene la práctica entre los más conservadores del llano. La lengua me'en a pesar de su vigorosidad no se enseña en las escuelas locales y corre la amenaza de ser fagocitada por la lengua amharica.
El equipo Last Places está hablando con las autoridades locales (tanto tradicionales como gubernamentales) para que vean que el turismo cultural puede traer cosas positivas para la comunidad. Para ello deberán proteger la cultura tradicional y el entorno paisajístico. Proponemos que los menits de llanura o 'kolas' queden protegidos de la expansión misionera y que su cultura única pueda atraer una economía sólida basada en el turismo responsable. Las conversaciones empezaron en 2022 y esperamos que poco a poco se vaya consolidando la idea de que la cultura tribal local debe ser respetada y puesta en valor.

Hombre menit arreglando el tejado de su vivienda. Al fondo se puede divisar la llanura donde viven los ‘menits kola’, dedicados al pastoreo de vacas.

Los menits de montaña se dedican a la agricultura de subsistencia. Desde los años 1930s adoptaron el arado romano introducido en la región por los colonos italianos.

Vivienda tradicional menit. Los menits construyen viviendas aisladas, no poblados compactos como otras tribus de Etiopía. Un elemento característico de la arquitectura vernácula menit es la columna central que sostiene la casa y que suele estar decorada.

Casa menit bellamente decorada con motivos abstractos que recuerdan a la decoración corporal tradicional.

Granero menit donde guardan el grano y los tubérculos de la cosecha.

Columna vertebradora de vivienda menit tallada. Es posible que tenga una connotación erótica (falo), símbolo de fertilidad y prosperidad.

Punta de columna tallada transformada en cruz cristiana. Claro símbolo de la influencia de los misioneros protestantes entre los menits de montaña.

Mujer joven menit de llanura o ‘kola’ con las escarificaciones características de su generación y grupo social.

Mujer joven menit con falda textil decorada con flecos (este tipo de tejido lo consiguen en los mercados como el de Shasha). Este tipo de tejidos substituyeron las pieles a partir de 1991 (caída del partido comunista y apertura económica del país). La joyería de aleación metálica indica que está lista para casarse.

Decoración tradicional de mujer mayor menit. Tobilleras de aluminio fabricadas por un herrero menit.

Esta mujer pertenece a la última generación de menits de montaña en llevar perforadas las orejas con pendientes de aluminio circulares. Los misioneros protestantes están erradicando esta tradición, asociándola con el mundo ‘pagano’ y primitivo.

Tela de algodón ‘tradicional’ que sustituyó a las pieles. Las mujeres jóvenes prefieren las telas más coloridas.

Pulseras de bronce de influencia mursi (tribu vecina, al otro lado del río Omo), de cobre y aluminio. Esta joyería indica el estatus social y civil de esta mujer; soltera y de clase alta (su familia posee más de 1000 cabezas de ganado).

La escarificación corporal sigue viva entre los jóvenes menits de llanura (kolas). Aquí podemos observar escarificaciones recién hechas.

Peinado ‘sensual’ de joven soltera menit en el mercado de Shasha.

Portabebés tradicional menit hecho de piel de cabra y decorado con semillas y chapas metálicas. Este tipo de portabebés son cada vez más raros en la región ya que van siendo substituidos por telas o toallas.

Taparrabos realizado con cuentas de cristal y plástico, con cascabeles metálicos como acabado final. Este tipo de indumentaria sólo se lleva durante ceremonias como funerales y bodas.

Parte trasera de taparrabos femenino menit, decorada con cuentas rojas de plástico.

Las mujeres menits siguen fabricando vasijas de cerámica de gran belleza. La irrupción de los contenedores de plástico está teniendo un impacto entre las ceramistas que ven como cada vez hay menos demanda por las ollas y platos tradicionales.

Anciano menit fabricando una estera de hoja de palma. Artesanías que pronto desaparecerán por la introducción de objetos de plástico manufacturados en los mercados regionales.

Jóvenes guerreros menits del sub-grupo ‘kola’. Lucen las pinturas faciales y corporales tradicionales para los días de fiesta. El joven del medio porta el escudo tradicional menit para la lucha hecho con piel de búfalo.

Escudo tradicional para la lucha menit.

Jóvenes menits ‘kola’ ataviados para una fiesta tradicional.

Peinado tradicional menit que muestra que el joven todavía no está casado. La pintura amarilla de la mejilla se obtiene de una piedra que se encuentra en la región de Shasha.

Fotos tomadas en un viaje de Last Places a Etiopía (abril 2022) por Omar Salem.

Suscríbete a la newsletter

Mantente al día de nuestras publicaciones y nuevos viajes. Por favor rellena los siguientes campos.

    Política de comunicaciones

    Si quieres conocer más sobre nuestra política de comunicaciones y protección de datos, por favor, haga click en este enlace

    Sobre el autor

    Joan Riera

    Joan Riera (Barcelona, 1978) es licenciado en Antropología y Sociología por la Universidad de Richmond (UK). Está especializado en religiones animistas y procesos de recuperación cultural entre sociedades tribales. Cofundador de Last Places, Joan combina la investigación académica con la organización de expediciones etnográficas a los últimos lugares del mundo.

    Ver más posts del autor